Usted está aquí

Block title
Block content

Municipalismo : de la emancipación ciudadana al poder político en común

Autora: Elisabeth Dau, IRG. Septiembre 2017.


Resumen

Iniciado por la plataforma ciudadana Barcelona en Comú, la cumbre internacional de las Fearless Cities (Barcelona 9,10, 11 de junio del 2017), con el credo “Ciudades sin medio, Ciudades esperanza, ciudades refugios”, abrió un espacio de encuentros e intercambios acerca de la diversidad de expresiones del municipalismo por el mundo. Evidencia la fuerza de las reivindicaciones de emancipación ciudadana, de justicia social y de ética que lleva a movimientos ciudadanos a “ganar ciudades” y ejercer el poder en común. Si bien es cierto que España se destaca claramente por la victoria electoral de varias “municipalidades del cambio en 2015”, otras también surgen en Reino Unido, Chile, Estados Unidos, Francia… hasta en las provincias kurdas del Norte de Siria.
A pesar de la diversidad de sus contextos, varias similitudes sobresalen en esos movimientos municipalistas.
Para empezar, la similitud de las crisis que favorecen esas conquistas municipalistas. De esas crisis nació una fuerte ambición compartida de “recrear instituciones para gestionar en común”. Responder a las necesidades, expectativas y urgencias de las poblaciones descuidadas, dejadas a la indiferencia o a la injusticia de todo un sistema, es una prioridad que reposiciona la noción de interés general y de servicio público al centro de las políticas municipalistas. Para ponerlas en practica, los procesos y herramientas del municipalismo pretenden ser muy exigentes y con una cierta radicalidad democrática. Así mismo, muchos son los desafíos para esas municipalidades que intentan realizar un cambio real en las prácticas y percepciones del poder y de la política.

A pesar del voluntarismo, el reto de la participación sigue siendo necesario para que los resultados de la participación ya no se estanquen alrededor de apenas 15%. Desde dentro, los movimientos municipalistas se enfrentan a un verdadero desafío de estructuración, de cambio de escala y también de postura en la transición sutil del activismo a la gestión pública. La ambición de algunos de aspirar a “non state institutions” (instituciones fuera del Estado) da a conocer, la lucha más profunda que se está jugando contra el Estado neoliberal y las instituciones jerarquizadas donde los ciudadanos ya no tienen acceso a esferas de decisión y sufren las injusticias de un sistema que sólo beneficia a una minoría. 
Detrás de esas prácticas del municipalismo, se está jugando una verdadera renovación de la institución municipal. Esta renovación invita a entender de otra manera a la democracia de co-construcción y al tiempo largo, hasta lento que lo caracteriza. Compromete también a que cada uno, tanto concejal como ciudadano desempeña su parte de la transformación. A la hora donde muchas mayorías hacen referencia al dirigismo y al aislacionismo, esa renovación reafirma por fin la necesidad de inscribirse en el espacio público repúblicano. Ese mismo que permite que el encuentro entre la acción colectiva de las fuerzas sociales y  la institución pública ponga nuevamente lo político al servicio de la ciudad y de sus poblaciones, en su pluralidad.  


La autora agradece por la relectura atenta y sus comentarios pertinentes a Vladimir Ugarte y Sergi Escribano de CommonsPolis, Olivier Consolo del Movimiento Utopia, Nicolas Krausz de la Fundación Charles Léopold Mayer así como los colegas del Instituto de Investigación y debate sobre la gobernanza.


Tipo de informe: 
Note conceptuelle